n-MONEY-WOMAN-SAD-large570Muchas personas se cuestionan por qué, si trabajan fuertemente y hacen todo lo que se supone debe ser hecho para que su economía fluya, ésta aún sigue estancada. Desde el punto de vista espiritual he recibido por parte de los ángeles diferentes motivos por los cuales bloqueamos nuestra economía y nuestra vida en general:

• Olvidar que Dios es la fuente de nuestra abundancia. Dios es quien nos provee de lo que necesitamos. La prosperidad no viene en realidad de nuestro empleo, nuestra familia, etc. Es Dios quien usa esos canales para hacérnosla llegar.

• Falta de claridad. Este punto es vital. La falta de claridad bloquea. A veces es más fácil saber lo que no queremos que lo que en realidad queremos alcanzar. Haga el siguiente ejercicio que le ayudará a tener mayor claridad: destine al menos 20 minutos para relajarse y concentrarse. Póngase en la presencia de Dios (diciendo esto mentalmente) y pida la presencia de sus ángeles guardianes para que le ayuden a entender qué es lo que realmente desea alcanzar a nivel material y cómo esto puede ayudar a los demás – es decir, qué servicio puede ofrecer. Recuerde que el querer prosperar económicamente no debe tener un fin egoísta pues esto también bloquea.

• Su relación con el dinero. Muchas personas en el fondo tienen un sentimiento negativo hacia el dinero (el dinero daña a la gente, es difícil de alcanzar, etc). Analice cuál es su relación con el dinero. Piense en él como una herramienta creada para cubrir necesidades y gustos (¡NUNCA lo coloque sobre Dios!).

• El apego al dinero. Sea desapegado al dinero. No olvide que éste es un resultado, no el objetivo. El apego, en cualquier circunstancia, bloquea.

• El negativismo. Si usted piensa o habla de manera negativa, también está bloqueando el fluyo de prosperidad en su vida. Utilice afirmaciones positivas (lo invito a visitar mi página en Facebook, Ana Mercedes Rueda, en donde encontrará afirmaciones para la prosperidad y otros aspectos de la vida).

Source: Mi blog en Huffington Post