Yo merezco estar y vivir en abundancia material, emocional y espiritual. Por lo tanto, decreto ahora y en todo momento que soy abundante y feliz! Gracias Señor Dios por tanta generosidad! Amén.

 

Imagen: hd-wallpapersdownload.com