Cada día trae para mi nuevas posibilidades. Veo cómo nuevas puertas se abren en frente mío, trayendo mejores oportunidades que me ayudarán a crecer espiritual y personalmente. Dios me regala con abundancia constantemente en cada aspecto de mi vida. Gracias Señor Dios por tu gran generosidad conmigo!