Todos mis asuntos funcionan en la manera perfecta y se dan en el momento perfecto. Todo es estable, en equilibrio y armonía. Me siento feliz y en paz pues mi vida gracias a Dios fluye perfectamente. Alabado seas Señor por regalarme tanta abundancia! Amén.