Para tener fortaleza de espíritu en momentos difíciles:

Dios está conmigo; Dios me fortalece; Dios no me abandona y yo no lo abandono a Él. Yo puedo lograrlo. Yo venceré!