Mi cuerpo, mente, espíritu y emociones están en total armonía. El orden perfecto se manifiesta en todo momento en mi ser de una manera completa e integral. Me siento lleno de energía, alegría y paz. Estoy sano en todo sentido y le doy gracias a Dios todos los días por sentirme tan bien!

Imagen: mochdarmawan.ga